El trío es la fantasía estrella tanto de hombres como de mujeres. Sin embargo, pocos terminan llevándola a cabo, ya sea por miedo al rechazo de la pareja o porque directamente no saben cómo plantearlo.

A continuación, descubrirás trucos y consejos para proponer un trío sin que te miren como a un bicho raro o sin que tu pareja te ponga las maletas en la puerta…

¿Qué debes tener en cuenta? ¿Cómo sugerirlo de forma efectiva?

Antes de proponer un trío…

La pregunta para proponer un trío a tu novia, novio, mujer o marido la conocemos todos: ¿qué te parecería hacer un trío?

Eso puede funcionar en algunos -pocos- casos, pero si estás aquí es porque te apetece hacerlo y no sabes cómo decirlo o no te atreves a dar el paso.

¡Prepara el terreno!

Es más sencillo y multiplicarás las opciones de éxito si antes de dar el paso haces un buen trabajo de preparación. ¿Cómo?

Para proponer un trío lo más importante es la comunicación. Empieza por ahí. Habla de sexo con tu pareja. Tómate un tiempo, no quieras recorrer el camino en media hora. Prepara juegos sexuales y amplía la visión. Será más fácil hacer un trío si sois unos habituales de los juegos que si el misionero es vuestra única postura del sábado noche.

Hay una pregunta que abonará el terreno aún más: ¿cuáles son tus fantasías sexuales? ¡Boom! Has abierto la caja de pandora. Escucha a tu pareja y hazle saber que el trío es tu principal fantasía. ¡Pero no se lo propongas aún!

La propuesta oficial

Tu pareja ya sabe cuál es tu fantasía sexual favorita y no ha salido corriendo, vas por buen camino.

Deja pasar un tiempo antes de dar el paso definitivo. Proponer un trío de forma efectiva no se consigue de la noche a la mañana, en la mayoría de los casos… No olvides incrementar el número y la variedad de juegos sexuales antes de pronunciar la pregunta clave.

Llegado el momento, elige el lugar adecuado. No, no me refiero a la sección erótica de El Corte Inglés, debe ser íntimo.

Hazlo sin dudar, pero con respeto y elegancia: “¿qué te parece si algún día cumplimos mi fantasía? Ya sabes… Puede ser interesante probar cosas nuevas”.

La negociación

Con el visto bueno sobre la mesa queda un punto crucial, negociar las condiciones. No vas a formar el nuevo Consejo de Ministros de la nación, pero créeme, es importante aclarar varios puntos.

¿Chico o chica?

Por norma general, los hombres desean hacer un trío con dos mujeres para verse como unos auténticos machos alfa. Lo contrario suele ocurrir con las mujeres, ellas prefieren hacerlo con dos hombres.

En caso de conflicto, ¿quién cede? Tendrás que sacar a relucir tus dotes negociadoras para llegar a buen puerto. Sé razonable, y flexible…

¿Trío con un conocido o con un desconocido?

Otro punto de fricción suele ser el grado de afinidad de la tercera persona.

¿Es mejor hacerlo con un conocido o con un completo desconocido? No hay una regla fija, depende de vuestra comodidad. Tendréis que plantearlo y acordarlo antes de hacer la propuesta.

Las reglas dentro del trío

Con todas las piezas del puzle encajadas solo queda establecer las normas. Este paso es fundamental, no lo pases por alto, has hecho lo más difícil.

¿Hasta dónde queréis llegar? ¿Cuál el punto que incomodaría o molestaría a la otra persona?

De nuevo, la comunicación será vuestra mejor herramienta, haced uso de ella y todo saldrá según lo previsto.

¿Y si no tienes pareja?

Si no tienes pareja no puedes proponer un trío a tu mujer o a tu novia, es evidente. Pero sí puedes acudir a locales especializados. En Valencia, y en otras muchas grandes ciudades, tienes a tu alcance clubs especializados con singles y parejas dispuestas a dar rienda suelta a tus fantasías sexuales, incluidos los tríos.

Como ves, proponer un trío no es tan complicado. Aplica estos consejos, no garantizamos que lo vayas a conseguir, pero al menos evitarás que las maletas terminen en la puerta.


Compárteme