Para dar un masaje épico a tu pareja, o a cualquier persona especial, no necesitas ser licenciado en fisioterapeuta, tampoco un experto en sexología. Las ganas y el deseo juegan a tu favor. Si estás aquí es porque quieres hacer vibrar a tu pareja. ¡Enhorabuena! Tienes en el bolsillo el factor más importante. No hay nada