Después de diez años haciendo el salto del tigre las lamas de tu cama están más blandas que la mantequilla, y tu pareja más fría que el hielo. Sal de la rutina. Da un giro a tu relación. O al disfrute en solitario. Los juguetes sexuales son la mejor opción para llevar el placer al siguiente